Nuestro proyecto nace de la ilusión de crear obras únicas, y piezas sorprendentes
y hacerlo además, con honestidad y cercanía

historia

Monge Joyeros tiene su origen en los años 40, cuando D. Lorenzo Araus Azlor funda la Relojería Araus, ubicada en la Plaza Sas de Zaragoza y ejemplo de profesionalidad, trato cercano y trabajo artesanal. Inspirado por los valores de su abuelo, Javier Monge Araus, su nieto, seguirá su ejemplo en 2005, fundando Monge Joyeros con la convicción de poder recuperar y desarrollar las costumbres con las que su abuelo desarrolló su trabajo como artesano.

Javier, entusiasmado por las habilidades y conocimientos de su abuelo Lorenzo en relojería, comienza de forma autodidacta a entrar en contacto con las herramientas y el taller de joyería con apenas 18 años. Superados los estudios básicos, decide dedicar todo su tiempo en ampliar su formación profesional, decisión que le llevará a aprender en las mejores escuelas-taller de la ciudad, además de trabajar para las joyerías más importantes de la capital aragonesa. No será hasta 2005 cuando, una vez consciente de haber adquirido los conocimientos que necesita, convierte en realidad sus inquietudes, y abre las puertas de su propia joyería y taller en la calle Estébanes de Zaragoza.

El esfuerzo y dedicación al oficio dan pronto sus frutos, y el taller comienza a quedarse pequeño para abastecer la demanda de todo tipo de servicios, sobre todo las creaciones y diseños propios del equipo de Monge Joyeros, que gracias al boca a boca van sumando prestigio a cada pieza que sale del taller. Fiel a la idea de ofrecer siempre el mejor servicio posible, con un trato cercano y honesto, en septiembre de 2010, tanto taller como joyería se trasladan a la calle Ossau 4, también en pleno corazón de Zaragoza, en la zona de "El Tubo". De esta forma, Monge amplía tanto su espacio como su plantilla, creando un nuevo taller de creación más ambicioso y flexible, que permite dar luz a los diseños más sorprendentes..

Por muy rápido que crezca, y por muchos cambios que experimenten sociedad y negocio, los principios siempre prevalecerán: calidad, honestidad, diseño y servicio de confianza.